jueves, 8 de noviembre de 2007

PREGUNTAS Y RESPUESTAS....






¿ ES CONVENIENTE LOS EMBARAZOS A TEMPRANA EDAD ?

No. Se considera embarazo a temprana edad el que ocurre entre los 10 y 19 años, es decir durante la adolescencia y NO es conveniente por los riesgos biológicos, psicológicos y sociales a los que se exponen la madre, el feto y posteriormente el recién nacido. Desde el punto de vista biológico un embarazo conlleva mayor riesgo de enfermedades y de muerte en las mujeres menores de 15 años y en sus hijos, por causas como hipertensión, alteraciones nutricionales, anemia, infección urinaria, prematurez, parto obstruído, mayor índice de cesáreas y bajo peso del recién nacido. Desde el punto de vista psicosocial las adolescentes embarazadas tienden a abandonar el estudio, algunas no cuentan con el apoyo de la pareja y otras son obligadas a casarse, además tienen riesgo de un nuevo embarazo y más dificultad para conseguir trabajo. Los hijos de madres adolescentes tienen mayor riesgo de enfermar y morir porque son más susceptibles de adquirir enfermedades infecciosas durante el primer año y tienen menor acceso a sistemas de salud.




¿PORQUE ALGUNAS MUJERES TIENEN TEMOR A LA SEXUALIDAD?


Como en casi todos los aspectos de la vida, las ideas que las personas en la infancia reciben de los adultos, la crianza, la educación del hogar, del colegio y los medios de comunicación inciden en la forma de pensar y de vivir la sexualidad. Algunas mujeres han recibido información adecuada y educación en sexualidad que les permite asumirla como algo natural de los seres humanos y vivirla sin complicaciones. Pero a otras les han enseñado que la sexualidad es algo que deben reprimir y ocultar o que hay sensaciones “inapropiadas” como el placer y el deseo, por eso es probable que estas últimas sientan temor. Otros motivos de miedo a la sexualidad son factores individuales como haber experimentado algunos eventos dolorosos y traumáticos. Por ejemplo, haber sido víctima de violación. Sin embargo, los temores frente a la sexualidad pueden ser tratados y superados con la ayuda de un profesional de la salud capacitado como un médico y un psicólogo.






¿A qué edad la mujer puede quedar embarazada?


Desde el momento en que tiene su primera ovulación, que ocurre antes de la primera menstruación. Por lo tanto, si la mujer tiene una relación sexual sin protección, incluso sin haber tenido la primera menstruación, puede quedar embarazada.






¿Cómo sabe una mujer si está embarazada?

Haciéndose una prueba de embarazo si tiene retraso de la menstruación de 3 o 5 días, o si han pasado 15 días desde la última relación sexual. Existen dos tipos de prueba de embarazo: en sangre y en orina.El embarazo puede presentar algunos síntomas como: Ausencia de menstruación.Sangrado de color marrón en menor cantidad y duración que la menstruación.Aumento del tamaño de los senos y secreción láctea por el pezón.Aumento en la coloración de los pezones.Náuseas, vómitos.Orina muy frecuente.Fatiga. Aumento del tamaño del abdomen.


¿Por qué se cree que la mujer se resiste más que el hombre a tener relaciones sexuales?


Eso puede ser cierto en algunos casos, pero actualmente no se puede generalizar, pues las mujeres también tienen la iniciativa y gracias al reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos saben que pueden elegir si desean tener relaciones o no, con quién y con qué frecuencia. La mujer puede resistirse a tener relaciones sexuales por muchas razones: no se siente preparada, le da miedo un embarazo o una Infección de Transmisión Sexual (ITS), cree que la pareja no es la persona indicada o le da pena. Otra razón es que las relaciones sexuales no hacen parte de su proyecto de vida en ese momento, o de acuerdo con sus creencias y valores es una actividad que sólo desea realizar con su pareja permanente. O porque simplemente NO quiere. Decir que NO quiere tener relaciones sexuales es un derecho y una opción de las mujeres y de los hombres.Teniendo en cuenta las características de nuestra sociedad es común que la mujer sea más resistente que el hombre frente a la actividad sexual, ya que ha sido educada con la idea de mantenerse pasiva, dependiente y temerosa frente al tema sexual. Desde la infancia las niñas aprenden que es el hombre quien debe tomar la iniciativa y demostrar mayor experiencia e interés en este aspecto. Así mismo, los hombres aprenden que no pueden negarse a tener relaciones sexuales, pues eso podría interpretarse como falta de hombría.


¿Qué es un embarazo no deseado?





Es un embarazo que se presenta cuando la mujer o la pareja no lo están buscando y por lo tanto no está dentro de los planes de vida de estas personas, lo que puede generar consecuencias negativas para ambos.



En estos días ha estado en la agenda de varios medios informativos el problema de los embarazos en adolescentes matriculadas como estudiantes en distintos centros de enseñanza.
Han surgido al respecto posiciones encontradas en cuanto a las soluciones propuestas desde algunos sectores.
Basados en el discutible argumento de que dan “un mal ejemplo a las otras estudiantes”, representantes de la iglesia Católica han pedido que se expulse de las escuelas a las jóvenes embarazadas.
Otras iglesias entienden que ésa no es la solución adecuada.
La UASD, la universidad del Estado, acaba de inaugurar una guardería infantil, con el respaldo del Despacho de la Primera Dama, para acoger a los niños de alumnas y evitar, así, que éstas interrumpan sus estudios. Esa no es, desde luego, la mejor ni la única salida, pero parece más cristiana que la otra.
Si se saca de las aulas a las estudiantes embarazadas, se estaría negando a esas muchachas (que son muchas) el servicio de la educación. De esta manera, la pena por el “error” de la maternidad temprana sería ostensiblemente desproporcional: la condena de un gran segmento poblacional a la ignorancia perpetua.
Y ésa no sería justicia cristiana, ni siquiera humana, aun con todos los desperfectos mundanos de la pretendida justicia de los hombres.
En fin: el problema de los embarazos en adolescentes es, ciertamente, embarazoso. No se puede, por tanto, despachar a la ligera, porque sería peor el remedio que la enfermedad, lo cual no es de dudar, sobre todo cuando se tienen cada vez más síntomas de lo mal que anda esta sociedad.